Tengo esta imagen en mi cabeza:

Veo como si del pecho se nos fueran desprendiendo millones de hilos dorados que se van conectando directamente al pecho de otros seres; algunos desconocidos, algunos cercanos, lejanos, de otros continentes…

 Ser “fan” significa ser apasionado, ser entregado; tener una capacidad inmensa de amar, expresar y escuchar lo que otros seres buscan transmitir. Ser fan,es una de las emociones más fuertes que se pueden sentir.

Creo que cuando la obra de un artista (cualquiera que sea) te emociona hasta las lagrimas, te toca y te llega al huequito mas recóndito del corazón,  significa que uno de tus hilos está conectado con los de ese ser. Somos energía, nos retro alimentamos.

 

Yo tengo la fortuna de conocer esa emoción de los dos lados: siempre he sido una gran fanática, de esas que viajan kilómetros y kilómetros sólo para ir a un concierto, de llorar a mares y gritar hasta quedarme sin voz…  Coleccionar revistas y obsesionarme con saber algo más de su historia.

 

Cuando tenía 13 o 14 años descubrí a todas esas bandas que cambiarían mi vida. Sí, cambiaron mi vida: ¡ese poder tiene la música!

 

Durante esa época, escuché a No Doubt,Alanis Morrisette, Jewel, The Cranberries, Natalie Imbruglia, Shakira, Julieta Venegas… Fue ahí cuando supe que quería ser de su equipo, una chica con guitarra y sus canciones para enfrentar al mundo. Ellos me inspiraron.

 

 

La vida me ha dado la oportunidad de hacer música, de escribir canciones que a veces son mis historias y otras veces siento que son dictadas por algún ángel, por que así (a través de la música) puede dar el mensaje que alguien necesita escuchar.

Definitivamente lo mejor que me puede pasar no como artista, si no como ser humano, es saber que a través de mis canciones y las de mis ídolos estoy conectada a cientos de personas, que al estilo de Sense 8, nos acompañamos y nos damos fuerza mutua, aunque nunca hayamos cruzado miradas.

 

 

Con esto, quiero dar las gracias a los que siempre tienen una palabra dulce, un grito emocionado, a los que no les da pena gritarle al mundo su pasión aunque los llamen locos, a aquel que es capaz de emprender viajes, de gastar su quincena en comprar un boleto o un detalle para su artista favorito, a los que lloran por las noches con canciones, a los que toman una melodía y letra como armadura para salir de casa y comenzar el día.

Tu artista favorito es otro ser humano igual a ti, vulnerable, con miedos y sueños, y sin embargo no sería lo mismo sin ti. Tu amor y tu energía le alimentan el corazón y lo vuelven súper héroe.

 

 

Por mi parte les digo a los que me escuchan y me apoyan, no importa cuantos sean, soy adicta a su amor, a leer sus historias acompañadas de mis canciones: ¡Gracias por creer en mí más que yo misma!

¡Los fans mueven al mundo! Imagina toda la energía positiva que se genera cuando miles de personas cantan la misma canción al unísono: la música se convierte en un mantra.

Y como tributo a todos aquellos que hemos dedicado amor y tiempo a nuestra música favorita hicimos este video lyric de #AlDiablo con algunos de mis chic@s favoritos!

Comparte conmigo en los comentarios alguna anécdota tuya relacionada con artista tu favorito o escribe algo que te gustaría decirle.

Con amor y agradecimiento:

@cecyleos